top of page
Buscar
  • Sara Pozos

Razones para celebrar


La madrugada de aquel 14 de diciembre de 2014, el dolor enorme que embargaba a los miles de creyentes de la Iglesia La Luz del Mundo fue transformado. Y, literalmente, de la noche a la mañana volvieron a vivir. Eran las 02:43 de una friísima madrugada y cada minuto, desde aquellos 43, la vida de los creyentes volvió a tener sentido en la fe y en el plan establecido por Dios. Esta es la primera razón. Una segunda razón es que, a partir de ese momento, el apóstol Naasón inició una nueva era en la historia moderna del auténtico cristianismo y, de manera específica, un capítulo más en la restauración de la Iglesia. Durante estos seis años de dirección apostólica, la Iglesia ha crecido como jamás lo había hecho. Se fortalecieron las iglesias y misiones ya establecidas, se abrieron iglesias locales en todas las capitales de las entidades federativas en donde no había y en todas las cabeceras municipales de casi los más de 60 países en donde tiene presencia La Luz del Mundo. El número de ministros se ha cuadruplicado con respecto al 2014 y los misioneros han iniciado sus trabajos en países como Polonia, Noruega, Finlandia y otros más. Bajo la administración del apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín, el último año –de agosto 2019 a agosto 2020- se inauguraron, en promedio13.6 templos por mes. Y en el periodo que fue antes de la pandemia, se convertían a La Luz del Mundo, en promedio, 3.5 personas cada hora. Una tercera razón es que, al día de hoy, La Luz del Mundo y sus millones de creyentes continúan confirmando y proclamando que Dios, en su sola potestad, de alguna u otra forma hizo sentir en el corazón de los creyentes que Naasón Joaquín era y es el elegido por Dios para fungir como apóstol de Jesucristo en estos últimos tiempos. Ese acto en el que Dios hace se


ntir al hombre tal sentimiento la Iglesia lo llama: la obra perfecta del Creador. Y esa obra no tiene porqué ocultarse. Así que con tal convicción, los más de cinco millones de creyentes buscarán a Dios el día lunes, para celebrar con alegría y felicidad su adhesión espiritual, su reconocimiento y la honorabilidad del apóstol Naasón Joaquín. Y, sin duda, consuelo y confortación de Dios recibirán.


1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page